TORREMOCHA LODGE

TORREMOCHA

Torremocha

    En el año 2.003 se inauguró el primer campo de vuelo de la provincia de Teruel, a tres kilómetros del pequeño pueblo de Torremocha de Jiloca, fruto del esfuerzo, empeño y mucho trabajo de los primeros socios del Aeroclub Montes Universales, creado en el año 1.999 con el objetivo de crear un campo de vuelo en la provincia y más concretamente cerca de la capital.
 
    Así es como surgió el proyecto inicial, que años más tarde se materializaría en el campo que, en la actualidad, ya constituye una referencia en el sector ultraligero, lo que se debe, en gran medida, al buen ambiente que se respira entre sus socios y al trato familiar que dispensan, en particular los gestores del campo de vuelo, Arturo y Elisa, que viven en el mismo aeródromo y que disfrutan recibiendo visitas de amigos, aficionados al vuelo o personas ajenas al mundo del vuelo pero con ilusión por aprender a volar.
 
    Las etapas de la Vuelta Ibérica que recalaron aquí, sirvieron para dar a conocer este campo de vuelo en sus inicios y pronto se convirtió en un lugar entrañable para pilotos españoles y extranjeros, sorprendidos por el emplazamiento, las instalaciones y la hospitalidad de sus socios.
 
    A esta difusión ha contribuido enormemente la concentración invernal La Polar, que en  pocos años se ha convertido en una cita ineludible en el calendario de eventos ulm. En la Polar nunca falta la tradicional autopanceta, la competición de cars en el circuito que hay junto al aeródromo, las judías con morro de la cena, la conserva de cerdo, el vino caliente con higos, los gorros-trofeos, el jamón de denominación origen Teruel y la música tradicional de “Los Gaiteros del Jiloca”, compuesto por hermanos y socios del mismo aeroclub.
 
    Todo ello y la tradicional hoguera, en la que se queman toneladas de leña recogidas pacientemente por los socios, contribuye a crear un cálido ambiente, a pesar de las gélidas temperaturas de finales del mes de enero, que algunos años han llegado a -15ºC.
Otras celebraciones son el día del club, que se celebra a principios del mes de abril o la etapa de la Vuelta Aragón, en el mes de Octubre.
 
Las Instalaciones
 
    Dos pistas de 600 x 25 metros, una de tierra compactada y otra de asfalto, con orientación 32/14, calle de rodaje de 25 metros y plataforma asfaltada junto a la zona de hangares.
 
    En primer lugar hay que destacar el magnífico emplazamiento del campo de vuelo, en el centro del sistema ibérico, en el amplio valle del Jiloca, un altiplano situado a más de 3.000 pies de altitud, con las aproximaciones despejadas en muuuchos kilómetros y múltiples campos alternativos.
 
    El valle se encuentra franqueado por la sierra de Cuenca y Albarracín al Oeste, sierras de Gúdar y Javalambre al sur, ambas con pistas de esquí y picos de 2000 metros, sierra de Cucalón al Norte y Maestrazgo al Este, lo que lo convierte en una zona estratégica para el vuelo de montaña, con una meteorología muy particular.
 
Cabaña de madera a pie de pista, sede del aeroclub y la escuela. Hace las funciones de bar y lugar de reunión de los socios y amigos. Sus almuerzos, el ya famoso autopanceta y otras comidas autóctonas en las que destacan todos los productos del cerdo (y ahora también de pato por la proliferación de granjas en la zona), hace que algunos ya conozcan el lugar como Torremocha del colesterol, aunque bromas aparte, la gastronomía de la zona es muy característica, como si el tiempo se hubiese detenido en esta zona.
 
    Esta misma sensación se tiene al volar por la provincia de Teruel, que con una extensión de casi 15.000.-km2 y una población aproximada de 125.000.- habitantes, tiene, junto con Soria, la densidad de población más baja de España. A demás la mayor parte de la población se concentra en seis municipios, ¼ parte en la capital y existen más de 236 municipios de menos de 200 habitantes. Razones por las que desde el aire se ven muy pocos pueblos y todos muy pequeños y separados entre sí y no es de extrañar volar muchos kilómetros sin ver ningún pueblo cerca.
 
     La especial meteorología del lugar, con temperaturas extremas y una diferencia térmica todo el año de 20ºC entre la máxima y la mínima, hace que algunos la llamen la Alaska española.
Todo esto hace que sea una zona especialmente recomendable para el bushflying, modalidad de vuelo introducida en España recientemente.

TURISMO RURAL


La vivienda de turismo rural, de alojamiento compartido ofrece refugio a pilotos y amigos sorprendidos por la mala meteorología o por el ocaso y se convierte en el hogar provisional de alumnos de la escuela.

 

Habitaciones Torremocha

Habitaciones Toremocha

Habitaciones Torremocha

ESCUELA DE VUELO

Vista general Torremocha
La Escuela de vuelo, está especialmente centrada en cursos intensivos. De esta forma, en pocos días, de 2 a 7 normalmente, el alumno tiene una atención permanente y combinando las enseñanzas teóricas con las horas de vuelo, se observa una progresión y unos resultados inéditos en el alumno. Este método de enseñanza ofrece unos resultados realmente rápidos a la hora del aprendizaje.
 
    La escuela de vuelo está dirigida por Arturo Polo Ena, quien a sus treinta y tantos años posee una experiencia de vuelo de más de 5.000 horas de vuelo en todo tipo de aeronaves, trikes, 3 ejes, avionetas e incluso alguna hora de autogiro y amplia experiencia como instructor, vuelo de montaña y bushflying.
 
    La flota se caracteriza por la diversidad y juventud de las aeronaves y por compartir todas el mismo el motor, Rotax 912 de 100cv.

       - Flightdesign CT, para los cursos de vuelo en ulm avanzado y cursos de iniciación al vuelo de instrumentación digital.
       - AirCreation Tanarg, para los cursos con trike.
       - Savage, de Zlin Aviation, para los cursos de vuelo de montaña, patín de cola y bushflying.
 
    Además de todo esto, se ofrece servicio de combustible, Sin Plomo 95 a todas las aeronaves que lo solicitan, si bien es recomendable avisar con antelación.
 
    Se ofrece servicio de gestoría aeronáutica, de asesoramiento en la compra de ulm nuevos y de segunda mano y destaca la programación y preparación de rutas por España y extranjero, como el CT Tour, así como la distribución para España y Portugal del Savage, el Ct y para la zona norte, de Air Creation,  todo ello de la mano de Aerodesign.
 
     La progresión de estas instalaciones no ha acabado todavía, ya que en la actualidad están mejorando; este año se construyó un nuevo módulo de hangares y próximamente se prevé la creación de una zona verde y el acondicionamiento de varias zonas del recinto.
 
    Para el futuro queda la reconversión a aeródromo para dar cabida a aeronaves ligeras y al vuelo a vela, asignatura pendiente en este campo, situado en una de las mejoras zonas de España para esta modalidad de vuelo.